Romeral a Villa Pehuenia por la vuelta larga

Posted by on 29/12/2013

Los caminos fáciles y directos no son lo nuestro. Además nos propusimos conocer todos los pasos fronterizos habilitados entre Chile y Argentina, así es que el panorama de pasar Año Nuevo en el sur de Chile cayo como anillo al dedo para conocer el Paso Vergara.

2013-12-26 15.10.56

Paso Vergara es el hermano chico olvidado entre el Complejo Fronterizo Cristo Redentor y Paso Pehuenche. Se encuentra frente a Romeral en la 6. Región por el lado chileno y conecta con la zona sur de la provincia de Mendoza en el lado argentino. Su existencia parece no tener una razón lógica, ni tampoco económica al juzgar por el par de camionetas que pasan al día; pero es uno de los pasos más hermosos que hemos conocido hasta ahora.

El viaje lo iniciamos después de medio día cargando combustible hasta el tope en Romeral, tranquilo pueblo de actividad campesina y última posibilidad de adquirir combustible antes de la frontera. Por el lado argentino figura una YPF en el poblado de Bardas Blancas a 223km de distancia, la cual no tiene bencina (nafta) y escasamente diesel (gasoil).

El camino se va adentrando por el valle hasta llegar al poblado de Los Queñes, desde donde parte un excelente camino de tierra (J-55) usado permanentemente por una minera para extraer piedra caliza. El camino va siempre bordeando el Río Teno, con varias posibilidades de acampar. Después de la minera el camino vuelve a ser los acostumbrado: una huella de montaña estrecha y en malas condiciones.

P1030838P1030840

Las instalaciones del Paso Fronterizo Vergara sorprenden por lo modernas y bien equipadas. El edificio de tres pisos es nuevo, con servicios completos (PDI, Aduana, SAG) y acceso a internet. Incluso tienen un área de camping, por si alguien llega después de las 18:00, hora a la cual se cierra el paso. Después del paso el camino empieza a serpentear y a encumbrarse en la cordillera, regalando vistas espectaculares hacia el lado chileno. Algunos tramos son de tierra y piedra suelta con bastante pendiente, por lo que pueden ser un problema para vehículos pequeños. A 2500 metros sobre el nivel del mar está la división de aguas y la frontera, en medio de un mallín muy verde y lleno de caballos. Nos detuvimos ahí sorprendidos para observar el espectáculo.

P1030842P1030851

2013-12-26 17.29.13

P1030860

Las instalaciones fronterizas en el lado argentino son la antítesis del lado chileno: un ranchito con dos funcionarios aburridos que anotan los datos en un libro y los servicios de aduana los cumple gendarmería. A juzgar por la cantidad de papeletas que tenían no habían pasado más de 10 personas ese día. El camino toma estándares argentinos inmediatamente después de la frontera: amplio, bien mantenido y transitable para cualquier vehículo. Lo que en el mapa argentino aparece marcado como una huella calificaría en Chile como vía principal. Del lado argentino da gusto andar en esos caminos. Por la altura del paso, y lo complicado del camino, es comprensible que el intervalo de operación del paso sea muy corto. Este año se había abierto recién a mediados de diciembre.

A un par de kilómetros de la frontera nos adentramos por el suelo de ceniza volcánica y piedra pómez, material proveniente de los volcanes Planchón-Peteroa-Azufre aún activos (última erupción el 2010), y acampamos en un humedal donde nace el Río Grande. Aquí confirmamos nuevamente porqué nos gusta tanto Argentina: los espacios son amplios, la vista se pierde en la lejanía y no hay cercos ni nadie que moleste si uno se queda a dormir en el camino. La noche a 2480m fue bastante fresca; pero el atardecer y amanecer valieron la pena.

2013-12-27 08.58.02 
P1030874P1030895

Al día siguiente continuamos bajando, siempre siguiendo el curso del Río Grande hasta el poblado de Las Loicas, donde se une el camino proveniente de Paso Vergara con el de Paso Pehuenche. El camino pasa por el pié de un glaciar y las vistas son espectaculares. Intensos verdes de los humedales que contrastan con el café de los cerros y el blanco de la ceniza volcánica. La vegetación se reduce a algunos pastos que sobreviven al frío. Cruzamos varios riachuelos en que recargamos agua.

P1030898 
IMG_0133P1030912

El corto trayecto entre Las Loicas y Bardas Blancas no tiene nada de particular, aparte de ser una parte ripiada muy buena y el resto asfalto. En Bardas Blancas no hay prácticamente nada: la bencinera no funcionaba (si es que funcionó en los últimos 10 años) y la hostería, que se veía bastante buena, estaba cerrada. Sin lugar donde comer decentemente hicimos unos sándwiches y seguimos camino por la Ruta 40 hasta el pueblo de Barrancas. Esta parte sur de la Ruta 40 parece ser la más olvidada por Mendoza. La carretera es de ripio, aunque se ve que trabajan en algunas partes, y el entorno es desértico, caracterizado por la lava que se solidificó en formas bizarras.

Desde Barrancas, en que recargamos combustible, tomamos una huella de ripio (RP 47) hacia el Parque Provincial El Tromen. Se nota que la entrada desde Barrancas no la toma nadie, ya que la huella esta en malas condiciones. Llegando al parque sorprende la pared de lava solidificada que bajó del volcán, separando como muro la piedra de los pastizales. Intentamos pernoctar en el lado norte de la laguna; pero el olor a excremento de pájaro y algas podridas nos ahuyentó rápidamente. En el lado sur encontramos un lugar protegido por rocas y con buena vista hacia el volcán y lago. Nos quedamos ahí una noche, viendo como volvían los patos al atardecer. La laguna esta inscrita como Sitio Ramsar y tiene patos, cisnes de cuello negro, garzas y flamencos.

P1030918 P1030920
2013-12-27 20.07.22

Al día siguiente hicimos el largo y aburrido camino desde El Tromen hasta Las Lajas, pasando por Chos Malal, pueblo más grande y mejor equipado de lo que pensábamos. Desde Las Lajas enfilamos hacia el Paso Pino Hachado para tomar luego el camino de tierra (RP 23) hacia Villa Pehuenia, a pocos metros de la frontera. A mitad de camino encontramos un buen lugar para acampar, en medio de araucarias y a orillas del Río Litran. Un digno final para un largo paseo.

P1030942
P1030949

Datos sobre el viaje:

Distancia recorrida : 706 km
Tiempo en movimiento : 8 horas
Lugares para acampar : Paso Vergara S35 16.333 W70 29.787
Laguna Tromen S37 06.586 W70 07.134
Río Litran S38 47.625 W70 56.161

 

2 Responses to Romeral a Villa Pehuenia por la vuelta larga

  1. Tio Yesi

    Excelente!!
    Los felicito por hacer viajes de esta manera. Mostrar y explicar rutas y datos de utilidad.
    Sigan adelante, saquen más partido visual a sus expediciones y van juntando material para un interesante libro de rutas y consejos. Acá en Chile necesitamos más de este tipo de turismo y experiencias, donde sobre todo, los niños, y nosotros también, vamos experimentando el contacto con la naturaleza y darnos cuanta del hecho de la maravilla de simple existencia. Contemplarse a si mismos en la vastedad de esta hermosa roca que flota a millones de kilómetros de una Brasa incandescente en medio del espacio infinito.
    Un abrazo y felicitaciones desde Coquimbo
    Chile

Deja un comentario