Cuevas de Mármol

Posted by on 17/01/2012

Yendo hacia el norte desde Puerto Bertrand se cruza el puente colgante sobre el desague del Lago General Carrera para llegar Puerto Tranquilo, famoso por ser el punto de partida para visitar las famosas Cuevas de Mármol en las islas del lago.

P1020033

P1020046

En realidad es un pueblo que da pena, un montón de casuchas a orilla de camino, con bencinera y boliches con provisiones para turistas y muchos lugareños a la caza de turistas para los botes. Los botes para el tour parten repletos de familias en llamativos salvavidas de color naranja. Definitivamente no estábamos de ánimo para eso, ni las Cuevas de Mármol se lo merecían.

P1020053P1020051

Sabíamos de un lugar, en la orilla norte del lago, en un pueblo al final de un camino sin salida llamado Puerto Sánchez, el cual se podían arrendar botes para ir a las cuevas. Para llegar hay que pasar por Puerto Murta, pueblo con almacén; pero sin bencinera, y subir por una cuesta para luego bajar a Puerto Sánchez, antiguo pueblo minero. El camino para llegar ya tiene vistas espectaculares; pero también curvas muy cerradas que no nos gustaría hacer con lluvia: a un lado una pared de roca y al otro el precipicio.

P1070987P1020057

P1020059P1020061

Llegando a Puerto Sánchez nos contactamos con Luis Alarcón (alarconfidel@yahoo.es), el cual tiene un bote bien equipado, chalecos salvavidas y hace tours a las cavernas. El plus de Luís es que es oriundo de Puerto Sánchez, trabajó como ayudante de geólogo en una empresa minera, para luego dedicarse al turismo y profundizar conocimientos sobre las cuevas de mármol. Tiene conocimientos detallados sobre geología, química y formación de las cuevas que salen de lo común, lo cual convierten el tour en una experiencia muy interesante.

Puerto Sánchez es un pueblo de origen minero, ordenado, limpio y bien formado. Su origen está en la mina de cobre que funcionó desde los años 50 hasta 1992; pero que dejó la estructura base del pueblo. El municipio se ha preocupado de recuperar maquinarias de la mina para un museo al aire libre y han embellecido el lugar con ayuda de la facultad de arquitectura de la Universidad Católica. Acampamos en un sitio eriazo entre el pueblo y el río, previo visto bueno del presidente de la junta de vecinos y ofrecimiento de usar los servicios higiénicos de la municipalidad.

Al día siguiente partimos en el bote de Luís a conocer uno de los sistemas de cuevas a ras de agua más grandes del mundo, siendo los únicos en el tour: guía personalizada.

P1020063

P1070975

 

P1070954

P1020076

P1070972P1070962

P1070976

Lo más espectacular fue entrar con el bote a las cuevas y bajarse. Todo bajo la atenta mirada de Luís Alarcón y bajo el mandato “No traes nada – No sacas nada”. Las paredes de mármol, básicamente una piedra caliza blanda, tienen distintos colores dependiendo de los minerales que incluyan. La textura también es curiosa: pequeñas olas o escamas en la superficie del mármol le dan una textura áspera, que facilita caminar en las cuevas. Este es uno de los sistemas de cuevas de mármol a ras de agua más grandes del mundo, por lo que resulta totalmente inexplicable que las islas estén registradas como recurso minero, e incluso se hayan explotado como minas de cal por Calaysen S.A, en el año ‘92. Por suerte el transporte resultó tan caro que hizo inviable el emprendimiento. No sin antes haber destruido algunas de las cavernas.

Con las imágenes Puerto Sánchez en la retina enfilamos nuevamente hacia el norte, rumbo Coyhaique.


Ver Lago Cochrane a Puerto Sánchez en un mapa más grande

Deja un comentario